¿Sobre qué quieres aprender o recomendaciones?

Plan de ahorro e inversión

En ahorrainvierte quiero acompañarte en tu camino de convertirte primero en ahorrador y, poco después, en inversor. Para ello aquí tienes una hoja de ruta de como ahorrar e invertir que te recomiendo vayas siguiendo:

1- Ten alguna cuenta de banco que tenga algo de rentabilidad y a ser posible no te cobre comisiones. No se te ocurra tener tus ahorros o cualquier cantidad considerable en una cuenta que no te de nada, ¡NADA! Lee aquí más sobre cuentas.

2- Cuando creas que tienes algo de dinero que seguramente no vayas a necesitar en unos meses o un año, busca un buen depósito. Busca un depósito que se acerque o si puede ser supere el 1% de rentabilidad anual. Lee aquí más sobre depósitos.

3- Ahora empieza lo verdaderamente importante. Si crees que tienes una cantidad de dinero que no vas a usar o necesitar en unos pocos años, debes de empezar a invertir a largo plazo. Hazlo invirtiendo en algún fondo de inversión. A grandes rasgos debes invertir  en fondos que sean buenos, o si no que sean baratos (que tengan bajas comisiones). Quizá puedas pasar a este punto directamente si ya tienes fondos en tu banco que seguramente no sean ni buenos ni baratos haciendo un traspaso de un fondo a otro. Lee aquí más sobre fondos de inversión.

4- Si te ha picado el gusanillo del mundo de la inversión, ya no tienes dinero parado que cada año que pasa vale menos y estás dispuesto a arriesgar más, quizá quieras invertir por ti mismo comprando acciones de empresas que tú decidas.  Tendrás que abrirte una cuenta en un broker. Recuerda las imprescindibles reglas de diversificar y saber bien qué es lo que estás comprando y por qué. Lee más aquí sobre acciones.

5- Si ya dominas los puntos anteriores, empiezas a ser un experto inversor. Puedes aprender como abrir un depósito o una cuenta o un broker en un banco extranjero sacando así parte de tus ahorros al extranjero de manera completamente legal, decidir invertir en fondos a través de un Robo Advisor, o leer sobre predicciones o cuales son las bolsas con las mejores valoraciones para invertir a largo plazo,

Para que veas que todo esto tendría sus frutos, mira lo que podrías conseguir invirtiendo y asumiendo una rentabilidad media del 8% anual:

si-inviertes

¿Por qué aprender a ahorrar y a invertir?

Tiene gracia que pasemos tantas horas cada semana trabajando duro para ganar dinero y quizá también desarrollar nuestras carreras profesionales pero pasemos tan poco tiempo pensando como hacer que nuestro dinero trabaje con y para nosotros.

Trabajamos 40 horas a la semana, 11 meses al año, 45 años de la vida. Pero por alguna razón casi nadie dedica ni la milésima parte de tiempo a gestionar su dinero de manera adecuada para poder ser más libre. Se ha comprobado que la mayoría de las personas dedican más tiempo a investigar qué coche, televisión o móvil comprarse que a informarse y aprender de como manejar su dinero.

La diferencia entre ahorrar e invertir

Lo primero que uno debe saber es que ahorrar es guardar el dinero para más adelante, o dicho de otra forma, sacrificar un gasto o un consumo actual por un consumo futuro. Ahorrar sería guardar parte del dinero que ganamos o tenemos en una cuenta o en un depósito bancario.

Invertir va más allá, invertir es sacrificar un consumo actual por una rentabilidad futura, y esa rentabilidad tiene un cierto riesgo asociado. Podemos invertir en fondos de inversión, invertir en acciones, o en otro muchos activos como propiedades inmobiliarias, oro, empresas propias...

El interés compuesto

Voy a decirte el mejor momento para invertir: fue Ayer. Pero el siguiente mejor momento para invertir es Hoy, porque el potencial del dinero disminuye con el tiempo. Y voy a desvelarte por qué con un ejemplo:

Si cada año ahorras 1000 €, los guardas bajo el colchón o en una cuenta que no te de ningún interés, o te gastas cada año todos los intereses que cobres, tu columna sería la del medio: a los 35 años tendrás 35000 €.

interes-compuesto

Guardar el dinero vs La magia del interés compuesto.

Pero si cada año ahorras 1000 € y los inviertes en un fondo de inversión que obtenga un 10% de rentabilidad cada año, reinvirtiendo esos intereses, es decir sin tocarlos, a los 35 años tendrás 298121€, ocho veces y media más que si solo hubieras acumulado ese dinero. Imagínate si cada año en vez de 1000 euros hubieras podido invertir 10000: tendrías casi 3 millones de euros. 

El fenómeno que explica esto se llama interés compuesto, y se consigue al seguir invirtiendo aquella rentabilidad que vayas ganando de tu cantidad invertida inicial. El interés compuesto depende de dos factores, de la cantidad de dinero invertida, y del tiempo que esa cantidad pueda crecer. Seguramente no puedes doblar tu sueldo solo con quererlo, pero si puedes empezar a invertir hoy en lugar de empezar a hacerlo dentro de 10 años. Mira si no este ejemplo de dos personas diferentes asumiendo una rentabilidad media anual del 8%, en el que verás que más importante que la cantidad que inviertas puede ser lo pronto que empieces a hacerlo:

invertir-pronto

Puede serte útil aprenderte la regla del 72, bastante fácil: Si divides 72 entre una rentabilidad anual, obtendrás el tiempo necesario en años para doblar tu capital inicial. Eso significa que si inviertes en un buen fondo de inversión que te de un 8% anual, en 9 años verás que tu dinero... se ha doblado. Si metes tu dinero en una cuenta que de el 0'25%, o mejor aún en un depósito que te de un 1% de rentabilidad... bueno mejor no lo calcules.

Razones para invertir

Debes de invertir por muchos motivos, pero ve quedándote por ahora con estos dos:

  1. Cuando inviertes, participas de alguna manera en el crecimiento de los negocios en el mundo. Tú puedes elegir si solo quieres gastar en las empresas más importantes del mundo, o si también quieres invertir en ellas. Tener acciones de una empresa es ser un poco dueño de esa empresa.
  2. Debes de invertir para así protegerte de muchos y variados riesgos. Si así es, quizá lo contrario de lo que venías pensando hasta ahora. Invertir en acciones tiene su riesgo a corto plazo, pero el riesgo debe medirse principalmente en el largo plazo, y es ahí donde no invertir o guardar el dinero que ahorras en cash tiene muchísimo riesgo.

El mundo de la inversión, el ahorro y la economía es complejo, y nadie sabe como va a ser el futuro, pero si como ha sido el pasado. A corto plazo, el dinero es lo más seguro. A largo plazo, el dinero es lo más seguro para perder e invertir a largo plazo lo más seguro para ganar.

La inflación

El riesgo casi seguro de que con la misma cantidad de dinero cada año vas a poder comprar menos cosas, así que más que riesgo es una realidad, se llama inflación. La inflación no es otra cosa que el aumento de los precios, y solo tienes que pensar en lo que te costaba comprar cualquier cosa hace 5 ó 15 años con lo que vale ahora, o como te cuentan sus padres los que les costó su casa hace 20 ó 30 años para que entiendas lo que es la inflación.

En España el Instituto Nacional de Estadística calcula la inflación en España a través del Indice de Precios de Consumo (IPC) desde 1961. Desde ese año hasta el actual se estima que la inflación ha sido del 3600%. Vamos, que en general las cosas cuestan en 2016 36 veces más que hace 55 años. Pensado de otra forma, si alguien guardó un millón de pesetas (6000€) en 1961, con él podría comprar hoy 36 veces menos cosas que entonces.

La inflación nos sirve para diferencias entre dos tipos de rentabilidades o retornos de cualquier inversión.

  • La rentabilidad nominal es el porcentaje que ha crecido nuestra inversión, sin más complicaciones. 
  • La rentabilidad real es la que se obtiene restando a la rentabilidad nominal la inflacción. Por ejemplo, si invertimos 1000 euros y obtenemos al final de año 50, la rentabilidad nominal es del 5%. Si ese año ha habido una inflacción del 3%, la rentabilidad real es de un 2%.

inflaccion-espana-historia

Invertir o no hacerlo

El pequeño inversor, tú o yo, tiene que hacer una comparación muy importante, la comparación entre invertir o no hacerlo. La comparación de dejar esos miles de euros en una cuenta o en un depósito, porque así son presuntamente "seguros", con invertirlos de una manera prudente e informada.

En este gráfico puedes ver el purchasing power o poder de compra o adquisitivo del dolar comparado con poner ese dinero en bonos (deuda) o en acciones. Como ves, el valor de un dolar guardado en 1913, lo que puedes comprar ahora con él ahora comparado con lo que se podía comprar entonces, es casi de 0:

stocks

Y yéndonos aún más atras, abarcando dos siglos, en este gráfico puedes ver la diferencia a lo largo de dos siglos de invertir en dinero (dólares), oro, bonos (deuda) del gobierno americano, y acciones.

Un gráfico que resume lo que es invertir o no hacerlo. Un dólar invertido en 1802 en acciones americanas se habría rentabilizado hasta valer casi 1 millón de dólares de hoy (líneas azul y roja).