Depósitos

deposito

Cuando hablamos de un depósito solemos referirnos a un depósito o “imposición” a plazo fijo. Consiste en un compromiso por parte del cliente de mantener una cantidad de dinero durante un tiempo establecido (por ejemplo, un año) por la que a cambio el banco le paga una rentabilidad.

Cuando llega la fecha de vencimiento de la imposición la persona puede retirar su dinero, si lo hace antes de tiempo será seguramente penalizado con menos o ninguna rentabilidad, pero en ningún caso podrán quitarle nada del dinero inicial.

Hace pocos años los depósitos en España tenían una rentabilidad de hasta un 5% o más. Hoy día esto no es así y un depósito “normal” no da casi más de de un 1% de rentabilidad anual. Esto se debe a la evolución de la economía y la actuación de los bancos centrales, el europeo en nuestro caso, que lo que ha hecho es bajar los tipos de interés, o dicho de otro modo, reducir el precio del dinero que presta a los demás bancos. Si da más seguramente sea una estrategia del banco de captar clientes que habrá que valorar si nos conviene o no.

depositos-espana

Como casi todos los productos de ahorro e inversión, se pueden contratar de forma presencial u online. Los depósitos, al igual que las cuentas bancarias, están teóricamente cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) español por una cuantía de hasta 100.000 euros por persona y banco. Esto quiere decir que si el banco en el que tienes tu dinero quebrara, este organismo se haría cargo de devolverte tu pérdida hasta 100.000 euros.

Los depósitos se consideran una de las formas de ahorro más seguras. Pero a día de hoy, son eso, solo una forma de ahorro, una buena manera de proteger tu dinero pero con la que apenas va a crecer nada.

¿Qué dinero debes tener en un depósito? La mayor parte del dinero que quieras tener en liquidez, es decir, en dinero real, la cantidad aproximada que creas que vas a poder necesitar en meses o pocos años.

En la actualidad no es fácil encontrar buenos depósitos en España. En la actualidad no es fácil encontrar buenos depósitos en España. Casi ninguno supera el 1% TAE. Una discreta opción es el Depósito Bienvenida que hay en la actualidad en ING para nuevos clientes al abrirse una Cuenta Naranja, que da un 2% TAE aunque solo durante 2 meses. Puedes abrírtelo aquí.