Depósitos

deposito

Cuando hablamos de un depósito nos referimos a un depósito o “imposición” a plazo fijo de una cantidad de dinero determinada. Consiste en un compromiso por parte del cliente de mantener una cantidad de dinero durante un tiempo establecido (por ejemplo, un año) por la que a cambio el banco le paga una rentabilidad.

Cuando llega la fecha de vencimiento de la imposición la persona puede retirar su dinero, si lo hace antes de tiempo será seguramente penalizado con menos o ninguna rentabilidad, pero en ningún caso podrán quitarle nada del dinero inicial.

Hace pocos años los depósitos en España tenían una rentabilidad de hasta un 5% o más. Hoy día esto no es así y un depósito “normal” es difícil que dé un 1% de rentabilidad anual. Esto se debe a la evolución de la economía y la actuación de los bancos centrales, el europeo en nuestro caso, que lo que ha hecho es bajar los tipos de interés, o dicho de otro modo, reducir el precio del dinero que presta a los demás bancos. Si da más seguramente sea una estrategia del banco de captar clientes que habrá que valorar si nos conviene o no.

Como casi todos los productos de ahorro e inversión, se pueden contratar de forma presencial u online. Los depósitos, al igual que las cuentas bancarias, están teóricamente cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) español por una cuantía de hasta 100.000 euros por persona y banco. Esto quiere decir que si el banco en el que tienes tu dinero quebrara, este organismo se haría cargo de devolverte tu pérdida hasta 100.000 euros.

Los depósitos se consideran una de las formas de ahorro más seguras. Pero a día de hoy, son eso, solo una forma de ahorro, una buena manera de proteger tu dinero pero con la que apenas va a crecer nada.

¿Qué dinero debes tener en un depósito? La mayor parte del dinero que quieras tener en liquidez, es decir, en dinero real, la cantidad aproximada que creas que vas a poder necesitar en meses o pocos años.

En la actualidad no es fácil encontrar buenos depósitos en España. Casi ninguno supera el 1% TAE. Una discreta opción es el Depósito Bienvenida que hay en la actualidad en ING para nuevos clientes al abrirse una Cuenta Naranja, que da un 2% TAE aunque solo durante 2 meses. Puedes abrírtelo aquí.

Depósitos en el extranjero

En la actualidad, los depósitos que uno puede encontrar en España son… un poco descorazonadores.  Resulta llamativo que el banco que más rentabilidad está ofreciendo por captar dinero es el Banco Popular, cuya situación financiera no termina de aclararse  del que los rumores primero y después las cifras de fugas de capitales no dejan de sonar.

Si uno quiere poder ahorrar en depósitos que superen ese 1% de rentabilidad anual, hay que salir de España llevándose el dinero de manera completamente legal a algún banco europeo que ofrezca depósitos con mayor rentabilidad.

Hoy en día esto es bastante sencillo porque hay una plataforma a través de la cual se puede acceder a muchos de esos depósitos: Raisin. De esta manera se simplifican las gestiones de operar con un banco extranjero. Algunos de los depósitos que Raisin ofrece hoy día son:

  • del banco portugués Atlántico: ofrece un 1’65% TAE para un depósito de 5 años o un 1’25% TAE para uno de un año.
  • de la entidad francesa younitedcredit: ofrece un 1’25% anual para un depósito de 3 años.
  • del banco búlgaro Bulgarian American Credit Bank: renta un 1’24% TAE a 2 años y un 1’15 a uno.

Y así, ofrece depósitos de otros países europeos como la República Checa, Austria, Polonia… Países de los que algunos a primera vista pueden no sonar como los más atractivos en los que meter dinero, pero que investigando un poco pueden ser opciones igual de razonables que tenerlo en España.

Por ejemplo, la deuda pública de países como la República Checa, Polonia, Austria es para las agencias de calificación internacionales más segura que la de España,  por tanto la garantía de sus gobiernos debería ser igual o mejor que la nuestra. De acuerdo con las leyes de la unión Europea, todos estos depósitos están asegurados por el fondo de garantía de depósitos de cada país y por un importe de hasta 100000 €.

Hay que explicar una cosa importante sobre tener dinero fuera de España: es completamente legal. Uno no tiene que informar ni hacer nada si fuera de España tiene la suma de menos de 50000 € (en total ojo, no solo en este depósito), si uno tiene la suerte de tener más si que debe de informar al Ministerio de Hacienda a través del modelo 720. En Raisin lo explican muy bien en su sección “Impuestos e información fiscal”.

Raisin regala a sus nuevos clientes importes entre 25 y 75 € por abrir un nuevo depósito con ellos, según el plazo del depósito que contrates, lo que hace que así suba la rentabilidad que obtenemos por nuestro dinero:

  • hasta 1,5 años  → 25€
  • de 2 a 3 años    → 50€
  • más de 3 años  → 75€

Pregunta: ¿Me llevo todos mis ahorros a un banco online de un país extranjero? No. Pero si sé que tengo un dinero ahorrado que no quiero invertir en fondos de inversión o en bolsa y al que le quiero sacar algo más de rentabilidad que si lo tengo en España, con el añadido que diversifico un poco donde tengo mi dinero, puede ser una muy buena opción, sobre todo si no me paso de los 50000 € en el extranjero y me evito papeleos con Hacienda.