La inversión en fondos indexados: Bogle, por qué, y cómo hacer lo contrario

FacebookTwitterGoogle+PocketPrintWhatsAppLinkedInEmail

En muchos aspectos de nuestra vida nos enfrentamos a tener que decidir entre lo bueno y lo mejor. Parece claro que la segunda opción es la buena, pero a menudo esperar a tomar la mejor decisión provoca que no tomemos ninguna. Suele ser fácil saber cuando algo es bueno pero no tanto saber qué es o no es lo mejor. Lo mismo ocurre en el mundo de la inversión.

“El mayor enemigo de un buen plan es el sueño de un plan perfecto”

(General Karl von Clausewitz)

Una de las personas que ha creado y modelado el mundo de la inversión actual es John C. Bogle, fundador del grupo Vanguard y creador de los primeros fondos índice o fondos de inversión indexados de la historia, y para muchos es un héroe al haber bajado las comisiones del fondo de inversión a solo unos puntos básicos (hasta por debajo del 0’10%). En este artículo se resumen algunas de sus principales ideas.

Un fondo indexado es un fondo de inversión que replica el comportamiento de un índice bursátil o de renta fija. Lo consigue comprando todas las acciones o bonos que forman el índice en cuestión (o una muestra representativa de ellos) en la misma proporción en que forman ese índice, consiguiendo de esta manera un rendimiento prácticamente igual al mismo.

Por qué invertir a largo plazo en fondos indexados

Bogle explica en su libro El pequeño libro para invertir con sentido común su razonamiento que él llama “la teoría del pastel” a través de una sencilla resta:

Rentabilidad del mercado bruta – Costes = Rentabilidad del mercado neta 

A partir de la cual desarrolla el silogismo:

1- Todos los inversores poseen el mercado entero, así que los inversores activos (como grupo) y los inversores pasivos, poseyendo todas las acciones todo el tiempo, deben obtener la rentabilidad bruta de todo el mercado.

2- Las comisiones de gestión y transacciones que pagan los inversores activos son mayores que las que pagan los inversores pasivos.

3- De esta manera, porque la suma de las inversiones activas y pasivas juntas debe, por definición, equivaler a la rentabilidad del mercado, los inversores pasivos deben obtener la rentabilidad neta mayor.

Esta certeza es la que para Bogle explica por que han crecido tanto las estrategias de inversión pasiva en las últimas décadas: simplemente porque como conjunto son mejores que las activas.

 

Principios sencillos para invertir a largo plazo

Recordemos algunas cifras para no perder de vista la importancia de invertir o no hacerlo: 10000 € con una rentabilidad del 10 %, en 10 años se han convertido en casi 26000. En 50 años, con esa misma rentabilidad, se habrían convertido en casi 1,2 millones de euros, o 120 veces la cifra inicial. Bogle defiende que el secreto de invertir es que no hay secreto.

1- Debes invertir

El mayor riesgo a largo plazo es no poner tu dinero a trabajar para conseguir una adecuada rentabilidad a largo plazo, y no el riesgo a corto plazo de la volatilidad del precio.

2- El tiempo es tu amigo

Date todo el tiempo que puedas. Empieza a invertir en tu veintena, incluso si es una pequeña cantidad, y no pares de hacerlo. El interés compuesto es un milagro, aprovéchalo.

3- La impulsividad es tu enemigo

Elimina las emociones de tu programa de inversión. Para eso puede serte útil invertir a través de un robo advisor, por ejemplo Indexa Capital (a través de este link con tus primeros 10000 € gestionados durante un año gratis). Ten expectativas racionales sobre rentabilidades futuras, y evita cambiar esas expectativas con cada cambio de estación. Los inviernos fríos y oscuros dan paso a primaveras brillantes y cálidas (vale esto no es mío pero es que Bogle se puso poético, ¿o es que los gestores de inversión no se pueden poner cursis?)

4- La aritmética básica funciona

Mantén tus gastos de inversión bajo control. Tu rentabilidad neta es simplemente la rentabilidad bruta de tu cartera menos los costes que tengas (comisiones). Los costes bajos hacen tu tarea más sencilla.

5- Apuesta por lo simple

No compliques el proceso. La inversión básica es simple: una asignación de activos razonable  de acciones, bonos y dinero en efectivo; una selección de fondos que se centren en empresas seguras y de calidad; y un balance cuidadoso de riesgo, rentabilidad y (como no) coste.

6- Sigue tu camino

Sin importar que ocurra, sigue tu plan. Para Bogle esta idea es la sabiduría inversora más importante que nos puede dar.

 

Cómo invertir en fondos de inversión no indexados

En caso de que decidas no invertir en fondos indexados, y que de alguna manera te atrevas a entrar en la búsqueda de “lo mejor” frente a “lo bueno” que parece representar la inversión indexada, aquí tienes unos consejos de Bogle para como hacerlo:

1- Elige fondos de costes bajos.

El coste importa o, dicho de otra manera, al menos no inviertas en los fondos que tengan las comisiones máximas autorizadas por la CNMV.

2- Ten en cuenta los costes asociados de asesoramiento

A lo mejor te puede venir bien tener un asesor financiero o tener un asesor de banca privada, pero a lo mejor eres de los que no lo necesitan. Puede que te cobren un % anual de tu cartera, o peor aún puede que te cobren una comisión de compra de un fondo que tú no deberías de aceptar.

3- No sobrevalores el rendimiento del pasado: el fenómeno de regresión a la media

Si lo ponen en sus folletos será por algo: “Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras”.

Aunque algunos datos si apuntan a que le des importancia:

  • Los fondos con las comisiones más altas tienden a hacerlo peor que los fondos índice.
  • Los fondos con rentabilidades pasadas superiores al índice tienden a sufrir el fenómeno de regresión a la media, y obtener una rentabilidad igual o menor al del mercado o el índice.

Esta última idea de la regresión a la media que puede parecer inicialmente simplista es una de las bases teóricas principales sobre las que se sustenta la inversión value: comprar algo que ha bajado demasiado de precio y que esperamos vaya a subir de precio porque consideramos que su valor es mayor que su precio. Buffett, los quants, los hedge funds y Azvalor intentan usar el fenómeno de regresión a la media a su favor, pero nadie garantiza que lo vayan a conseguir.

4- Usa la actuación en el pasado para determinar su consistencia y riesgo

Puedes consultas fuentes como Morningstar para consultar si el riesgo ha estado por encima o por debajo de la media de los de su grupo, y si su volatilidad es baja o alta, y la relación de esta con su rentabilidad, lo que viene reflejado en el ratio de Sharpe, que es una medida de rentabilidad ajustada al riesgo (ratio de Sharpe = Rentabilidad del fondo – Tasa de interés sin riesgo (letras a 3 meses) / Desviación estándar de la rentabilidad del fondo (volatilidad histórica)). Cuanto más alto, más rentabilidad por cada unidad de riesgo.

5- Ten cuidado con las estrellas

El problema de las estrellas es que nadie puede identificarlas antes de que lo sean. Y una vez que lo son, ¿Alguien puede asegurarnos que Paramés lo hará igual de bien en Cobas que en Bestinver? Yo creo que lo hará bien, pero no creo que vaya a conseguir una rentabilidad acumulada del 2000% en 20 años como hizo allí.

6- Ten cuidado con el tamaño de activos gestionados

Y podemos poner el mismo ejemplo, ahora todos los gestores value famosos españoles presumen que con unos pocos miles de millones bajo gestión cerrarán sus fondos, pero lo cierto es que Bestinver no lo hizo en sus últimos años superando los 8000 millones. Esta regla es aún más importante si inviertes en un fondo de small caps (empresas de baja capitalización).

7- No tengas demasiados fondos

Los estudios han demostrado que a partir de 4 fondos de inversión elegidos al azar, el riesgo de la cartera apenas baja ya. Aplica a los fondos de inversión en los que inviertas lo que recomienda Buffett de las acciones: nadie te obliga a invertir en ellos, hazlo cuando estés seguro de que eliges es bueno. Tener más de 5 fondos no aporta mucho, tener más de 10 solo te va a liar la cabeza y no aportar ningún valor.

8- Invierte en tu cartera de fondos… y mantenla

La clave para mantener tus fondos es haberlos comprado bien: no elegir fondos que no entiendas, no elegir solo por su rentabilidad pasada o porque su gestor es una estrella o porque tienen 5 estrellas en Morningstar, y no elegir fondos de comisiones exageradas.

Posted in Blog.

2 Comments

  1. Muy bueno el post y muy completo. Ando dándole vueltas a la inversión en bolsa desde hace tiempo y aquí he encontrado una síntesis de los principales consejos que he ido leyendo por internet. Me parece especialmente bueno el no diversificar en exceso, es decir, que con 3 o 4 fondos distintos ya es suficiente. Y también las claves psicológicas están muy bien. Me lo guardo para mirarlo a menudo, gracias!

    • Hola Luisa,
      muchas gracias por tu comentario. Te recomiendo para empezar a invertir probar alguno de los robo advisors que hay en España.
      Si te ha gustado suscríbete!
      Por cierto, bastante buena tu web maletas, qué tal te va con ella? Yo tengo una CabinMax y da gusto no tener que facturar.
      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *